Blog

 

#StopPalmOil

Di NO al aceite de palma

15/06/2018

palm oil

Stop

1 de cada 2  productos de alimentación o cosmética que encontramos en los supermercados contiene aceite de palma o alguno de sus derivados. .

 

Es el segundo aceite más utilizado del mundo, después del de soja, y hasta no hace mucho, la mayoría de nosotros ni siquiera sabíamos que existía, y aún menos que su consumo está asociado a distintos problemas. 

 

 ¿Qué es el aceite de palma?  

El aceite de palma es un aceite vegetal que se obtiene del fruto de la palmera Elaeis guineensis. El 90% del aceite de palma que se produce se destina a la industria alimentaria y el 10% restante se utiliza para hacer piensos y en las industrias química, farmacéutica y cosmética, del metal y del cuero. Últimamente, también lo encontramos en algunos carburantes comercializados como "biocombustibles". 

  ¿Por qué se comercializa tanto?  

Se estima que consumimos 10 kg de aceite de palma por persona y año. El primer consumidor mundial de aceite de palma és China, con 5,5 millones de toneladas; lo siguen países de la Unión Europea y la India, cada uno de ellos con un consumo anual de 4,1 millones de toneladas; y Paquistán, con 2 millones de toneladas. La Unión Europea casi duplicó su consumo en la última década, llegando a un 10% del consumo mundial. En 2004 España importó casi 70.000 toneladas de aceite de palma. Se calcula que, al ritmo actual, la demanada mundial va a llegar a los 77 millones de toneladas a mediados de siglo, y aumentará todavía más si se utiliza como biocombustible. 

Su capacidad de mantenerse sólido a temperatura constante y que no se vuelva rancio, así como su elevado rendimiento, explican por qué el aceite de palma se utiliza ampliamente en la industria alimentaria y cosmética. Sus bajos costes de producción (mano de obra barata, normalmente en países en vías de desarrollo) también contribuyen a su comercialización. 

El aceite de palma es barato, muy resistente a los tratamientos térmicos y tiene una textura cremosa que lo hacen ideal para las comidas procesadas, las cremas y los jabones, entre muchos otros productos. 

 

Las palmeras son el cultivo oleaginoso que da más aceite por hectárea y las plantaciones, que tienen que estar en países tropicales, pagan poco por el uso de la tierra y la mano de obra. Malasia y Indonesia cultivan el 84% de la producción mundial. Otros grandes productores son Nigeria, Tailandia o Colombia. 

  ¿Qué problemas tiene?  

Millones de hectáreas de bosques y selvas tropicales son taladas anualmente para convertirlas en plantaciones palmeras, con nefastas consecuencias tanto sociales como ambientales: desplazamiento o explotación de las poblaciones indígenes (y los conflictos que esto ocasiona), extinción de especies (miles de animales y vegetales son quemados o desplazados de su hábitat, o capturados y comercializados en mercados ilegales), contaminación, auge del cambio climático, etc. 

La  deforestación es la principal causa de los problemas vinculados al consumo de aceite de palma. Pero hay otros, como la explotación infantil o los efectos para la salud de las personas. Veámoslo con un poco más de detalle. 

 

1. Problemas ambientales

 

Deforestación, pérdida de biodiversidad y extinción de especies

Casi la mitad de las plantaciones palmras del sureste asiático se han ubicado en áreas previamente ocupadas por boscos tropicales. Según varios estudios del gobierno malayo y de la ONU, hasta un 87% de la pérdida de selva entre 1985 y el 2000 se puede atribuir a dichas plantaciones. 

Las plantaciones de palma son la principal causa de deforestación a Indonesia, el único lugar del mundo donde todavía podemos encontrar orangutanes en libertad. 

 

Se calcula que, en los últimos 20 años, este parente evolutivo nuestro, con quien compartimos el 97% de los genes, ha visto destruído más del 90% de su hábitat, a causa de las plantaciones de palma. 

 

En dos décadas han muerto más de 50.000 orangutanes, a causa de la deforestación. Muchos mueren de hambre, otros son rociados con gasolina para quemarlos vivos, o bien les disparan y los matan con machetes. Otros son mercializados de manera ilegal en el mercado negro.  

Efectinvernadero, contaminación y cambio climático

Por si esto feura poco, el aceite de palma contribuye a agravar el efecto invernadero y el calentamiento global y es responsable de graves problemas de contaminación, debido al uso masivo de pesticidas y fertilizantes, cosa que, a pesar de su bajo coste, ocasiona graves consecuencias ambientales y para la salud de las personas. 

 

 

2. Problemas sociales

 

Conflictos sociales para el uso y la propiedad de la tierra

En Indonesia, unos 40 millones de habitantes (más o menos la población española) forman comunidades indígenas que viven en los bosques y su economía depende totalmente de ellos. Raramente tienen títulos de propiedad sobre sus tierras, y la ley indonésica no reconoce sus derechos aunque hayan vivido allí durante toda su vida. Debido a esto, se conceden permisos para convertirlos en plantaciones sin tener en cuenta a la gente que los habita (como es habitual, el gobierno valora por encima de todo el obtener amplios ingresos monetarios a cuesta de estas tierras). Se estima que las plantaciones palmeras son la causa de un tercio de los conflictos sociales relacionados con los derechos sobre la tierra en Indonesia).  

El actual crecimiento en el consumo de aceite de palma está originando las mismas situaciones de desigualdad y dgradación ambiental que se dan desde hace años por causa de otros recursos naturales como el café o el cacao, y que han dado lugar a la aparición de otras formas de comercialización como el comercio justo. 

 

Explotación y trabajo infantil

En noviembre de 2016, Amnistia Internacional publicó un informe sobre las plantacions de Wilmar, el mayor productor de aceite de palma a nivel mundial. En el informe se ponían de manifiesto como niños de 8 años realizaban trabajos físicos duros y peligrosos, trabajadores que sufrían graves lesiones debido al paraquat (una sustancia química tóxica prohibida en la UE), o mujeres que trabajaban con condiciones inseguras por tan solo 2,5 dólares al día. 

3. Problemas para la salud

Lo que no es bueno para el medio ambiente, no puede ser bueno para las personas. A parte de las consecuencias que la deforestación (disminución de la masa forestal y la superficie de bosques, que nos proporcionan oxígeno), el aumento de la contaminación y del cambio climático tienen para la salud, desde un punto de vista nutricional el aceite de palma no es la mejor opción. Veámoslo a continuación. 

 

 

 ¿Es bueno para la salud?  

 

La ingesta de productos que contienen aceite de palma se asocia a un aumento de enfermedades como la diabetes, la obesidad o los trastornos cardiovasculares. 

Esto es debido a la elevada proporción de ácidos grasos saturados (entre el 45 y el 55%, versus una media del 15% en otros aceites, del 2 al 8% en el caso del aceite de colza o el 14% en el aceite de oliva). Aunque la mayoría de los aceites de origen vegetal tienen una proporción baja de ácidos grasos saturados, este no es el caso del aceite de palma. Únicamente existen dos aceites vegetales de uso masivo que contengan grasas saturadas en mayor proporción: el de coco y el de palma, pudiendo causar los mismos problemas de salud que las grasas de origen animal. 

La gran proporción de ácidos grasos saturados, hace aumentar los niveles de colesterol "malo" (LDL) y, por ende, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer.  

 ¿Dónde lo encontramos?  

En alimentación lo encontramos en productos como snacks, galletas, biscuits, cremas o coberturas, pasteles y pastas (croissants, madalenas...), productos para untar (como cremas de cacao, mantecas o margarinas), productos precocinados, patatas fritas y aperitivos (aunque, en este último caso, en Espanya se utiliza mucho el aceite de oliva o de girasol).  i aperitius (tot i que a Espanya també s’utilitza força l’oli d’oliva o de girasol), i un largo etcétera.  

Algunas de las marcas que utilizan aceite de palma: Unilever, Nestlé, Kellogg's, Colgate-Palmolive, L'Oréal, Johnson & Johnson, Burger King, McDonald's, Hero o Starbucks, entre muchas otras. 

I algunos productos: Nocilla y Nutella, galletas Príncipe. Oreo, Donuts, Doritos, margarinas Flora o Tulipan, Kinder sorpresa, Kit-kat, cremas Knorr, Maggi, Gallina Blanca, Sugus, Pizzas Campofrío y muchos otros productos precocinados.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En cosmética y higiene, marcas como: 

  • Vichy

  • The Body Shop

  • L’Oreal Paris

  • Lancôme

  • Head and Shoulders

  • Pantene

  • Herbal Essences

  • Dove

  • I un llarg etcètera. 

En jabones o champús ees fácil encontrar uno de sus derivados: el Sodium Lareth (o Lauryl) Sulfate, que acostumbra a ser uno de los componentes principales.  

 Aprende a detectarlo...  

En alimentación, a menudo, pero no siempre, lo encontraremos con su nombre propio: aceite de palma (o grasa vegetal de palma). A veces aparece camuflado con estos términos: aceite de palmiste, grasa vegetal, grasa vegetal fraccionada o hidrogenada de palmiste, Sodium Palmitate, Estearina de palma (Palm stearin), Palmoleina u Oleina de palma (Palmolein), manteca de palma o, incluso, amb el nombre científico de la planta (Elaeis guineensis). 

 

  

 

La cosa se complica en el ámbito de los cosméticos y los productos de higiene, en los que se utilizan algunos de sus derivados, como el ácido palmítico, el ácido hexadecanoico, el palmitato ascorbilo, el ácido esteárico, glicerina, glicerol, Sodium Laureth Sulfate, Sodium Lauryl Sulfate, palmitoil (o Palmitoyl), Glyceryl Stearate SE, emulgente E472e, aditivo E160 (betacaroteno) y similares (carotenoides, beta apocarotenal y éster etílico), ácido beta apocarotenoico, aditivo E570 – ácidos grasos, vitamina A palmitato o palmitato de retinol. 

Un truco... si lleva la palabra "palm" (o derivados) es prácticamente seguro que contiene aceite de palma. Y si dice "aceites vegetales", sin especificar cuáles, también! 

También puedes descargarte este punto de libro y llevarlo siempre encima, para consultarlo cuando lo necesites. 

 Y tú, ¿qué puedes hacer?  

 

Aunque cuestan de encontrar y no abundan en el mercado convencional, cada vez hay más alternativas de consumo que no incluyen aceite de palma en su composición, y que son más saludables y respetuosas con el medio ambiente y con las personas. 

 

Como consumidores, con nuestras elecciones, podemos hacer que determinados desaparezcan de las tiendas. 

  1. Aprende a detectarlo: memoriza el apartado anterior o descárgate el punto de libro (llévalo siempre encima para consultarlo cuando lo necesites).

  2. Lee siempre las etiquetas de los productos que vayas a consumir. Aunque es difícil y a veces cuestan de encontrar,  cada vez existen más alternativas a los productos con aceite de palma!

  3. Se crítico y no te dejes engañar por las etiquetas "eco", "bio" o "natural". El aceite de palma, al fin y al cabo, también es un ingrediente "natural" y "vegetal", aunque su comercialización tiene consecuencias desastrosas.  

  4. Evita la comida procesada y apuesta por alimentos frescos y de temporada y por la comida hecha en casa. 

  5. Do it by yourself (hazlo tú mismo)! Elabora tus cremas de untar o pasteles o haz tus propios jabones o champús. Si no tienes tiempo ni ganas de hacerlo por tu mism@, encontrarás productos certificados sin aceite de palma a la mayoría de Cooperativas o Supermercados ecológicos. 

  6. Apoya  movimientos o iniciativas que luchen para prohibir el aceite de palma. 

  7. Comparte esta información a las redes sociales con la etiqueta #StopPalmOil.

EJERCITA TU PODER COMO CONSUMIDOR  ! Si no hay demanda, no hay oferta. 

En resumen, el aceite de palma no es una buena opción desde un punto de vista ambiental ni social, así como tampoco esde un punto de vista nutricional ni para la salud de las personas. 

De nuevo, la salud del planeta y la de las personas estan íntimamente vinculadas. Lo que no es bueno para la naturaleza, tampoco lo es para la especie humana. 

 ¡ NO TE PIERDAS NADA !  

  • Sígueme a les redes sociales.

  • Suscríbete a la lista de correo electrónico. 

© Nu Natura i Salut  -  Avís legal

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Twitter Icono